¿Cuál es el mejor tratamiento para aliviar el dolor de espalda?

¿Cuál es el mejor tratamiento para aliviar el dolor de espalda?

17 de noviembre de 2017

Jamie Belcastro, farmacéutico autorizado

Belmora LLC

Hay muchos tratamientos para el dolor de espalda, entre los que se incluyen pastillas, parches, fajas, compresas o tratamientos tópicos. ¿Cuál es el mejor tratamiento para usted?

 

El dolor de espalda es la segunda dolencia neurológica más común en los Estados Unidos —solo el dolor de cabeza es más común que el de espalda. En un año cualquiera, hasta el 50 por ciento de los adultos padecen de dolor de espalda y el 85 por ciento de las personas menores de 50 años experimentarán al menos un caso de dolor de espalda cada año1-3. 

Un dolor agudo en la zona lumbar (parte inferior de la espalda) dura entre un día y tres meses. Si el dolor dura más, se le clasifica como crónico. Entre las causas comunes de este dolor se encuentran la irritación de un nervio, el padecimiento de artritis ósea o en las articulaciones, radiculopatía lumbar (irritación del nervio ocasionada por discos herniados o dañados) e intrusión ósea (las vértebras pueden desplazarse y ejercer presión en la médula espinal y los nervios)4. Entre otras causas se pueden mencionar cálculos renales, obesidad, tabaquismo, tensión, una mala postura y condiciones inadecuadas para dormir. Sin embargo, la causa más común de un dolor de espalda agudo es la distensión lumbar — una lesión por estiramiento en los ligamentos, tendones y/o músculos de la parte inferior de la espalda. La lesión genera desgarros microscópicos en estos tejidos, lo cual ocasiona dolor e inflamación4.

Tratamiento
La mayoría de los dolores de espalda son un padecimiento autolimitante que se disipa en unos días. El tratamiento más eficaz son los medicamentos antiinflamatorios, los analgésicos tópicos y los ejercicios para fortalecer los músculos, con el fin de restaurar sus funciones de forma adecuada y evitar una reaparición del dolor.

A menudo, se malinterpreta el umbral de dolor. Su umbral de dolor es el punto en el cual su cuerpo experimenta dolor debido a un estímulo interno o externo. Este umbral NO es constante y varía en el transcurso del tiempo e incluso dentro de un mismo día. ¿Por qué? Esto obedece a que su cuerpo experimenta grados de tensión que varían con el tiempo y en un mismo día.

Tratamientos con un agente único
Debido a que el umbral de dolor de su cuerpo es dinámico, es poco probable que usted experimente alivio del dolor de espalda mediante un solo tratamiento. Es necesario recurrir a un enfoque de agentes múltiples, debido a los numerosos nervios y tejidos que se encuentran en la espalda, al igual que a los diversos grados de tensión que se ejercen en la espalda en el transcurso del día.

Medicamentos antiinflamatorios
Un antiinflamatorio idóneo es aquel que tiene una semivida prolongada o de duración de la acción. Las tabletas para el alivio del dolor Flanax son uno de estos agentes. Además, resulta sensato escoger un antiinflamatorio que presente los menores efectos secundarios posibles. De todos los AINE estudiados, el naproxeno (Flanax) es el que mostró el menor perfil de riesgo7.

Analgésicos tópicos
La mayoría de los analgésicos tópicos de venta libre (sin receta médica) informan a los pacientes que deben frotarse directamente con el agente en el área con dolor. Parece que estos analgésicos tópicos alivian el dolor al generar un efecto contrairritante que produce ya sea una sensación de frescura o de ardor. El ingrediente activo más común en productos rubefacientes de venta libre es la capsaicina, un elemento derivado de los pimientos picantes. Una vez que la piel absorbe la capsaicina, la persona que está usando el producto se desensibiliza al dolor, pues se interfiere con los impulsos nerviosos que transmiten sensaciones de dolor al cerebro. Otros productos contienen salicilato de metilo, gaulteria o aceite de eucalipto.

Un analgésico tópico idóneo deberá incluir una combinación de ingredientes activos, tal como el linimento Flanax, el cual contiene capsaicina, mentol y salicilato de metilo.

 


 

 

Cuadro 2

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA UNA ESPALDA MÁS SALUDABLE
Estírese antes de ejercitarse o de realizar otras actividades físicas agotadoras.
No se encorve cuando esté de pie o sentado(a).
Utilice sillas con un buen respaldo lumbar.
Utilice zapatos cómodos y de tacón bajo.
Duerma de lado. Siempre duerma en un colchón firme.
No alce objetos pesados y siempre álcelos con las rodillas dobladas.
Deje de fumar. El tabaquismo reduce el flujo sanguíneo en la región lumbar, lo que ocasiona que los discos intervertebrales se degeneren.

Fuente: Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares

Compresas frías y calientes 
Si bien no se ha comprobado científicamente que las compresas frías y calientes permiten una recuperación rápida de un dolor de espalda agudo, estas pueden ayudar a reducir temporalmente el dolor y la inflamación. Sin embargo, las compresas no ofrecerán ningún otro beneficio con su uso crónico.

Fajas 
Aunque algunas personas las encuentran útiles, el uso de fajas elásticas anchas y otras prendas con soporte que pueden ajustarse para “retraer” los músculos lumbares y abdominales sigue siendo controversial. Un estudio trascendental reveló que no hay evidencia alguna de que las fajas elásticas y prendas similares reduzcan y/o eviten las lesiones o los dolores de espalda1. 

Reposo en cama 
Las personas con dolor de espalda que continúan con su rutina normal funcionan mejor que aquellas a los que se les ordena reposo en cama (o reposo absoluto). Un informe de Cochrane concluyó lo siguiente: “La recomendación de un reposo en cama es menos eficaz que la recomendación de permanecer activo(a)”12. También se ha relacionado la actividad con una mejoría moderada del dolor y las funciones13. El reposo en cama por sí mismo puede agravar el dolor de espada, ya que reduce el tono muscular y aumenta el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos.

Reflexión final
Debido a que el dolor de espalda es un padecimiento recurrente para muchas personas, resulta útil centrarse en su prevención. El ejercicio fortalece los músculos de la espalda y es la forma más eficaz para lograr una recuperación rápida y evitar futuras tensiones musculares. Quizás el mejor ejercicio para prevenir el dolor en la zona lumbar sean las caminatas1,14.

Referencias bibliográficas
1. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. Low back pain fact sheet. www.ninds.nih.gov/disorders/backpain/detail_backpain.htm. Consultada el 8 de enero de 2011.

2. US Spine Care. Facts about back pain. www.usspinecare.com/back-pain-facts.html. Consultada el 10 de enero de 2011.

3. Perina D. Back pain, mechanical. http://emedicine.medscape.com/article/822462-overview. Consultada el 10 de enero de 2011.

4. Shiel W. Lower back pain (lumbar back pain). www.medicinenet.com/low_back_pain/article.htm. Consultada el 8 de enero de 2011.

 

  1. Chou R, Qaseem A, Snow V, et al. Diagnosis and treatment of low back pain: A joint clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Pain Society. Ann Intern Med. 2007;147:478-491.

    6. Herndon CM, Hutchison RW, Berdine HJ, et al. Management of chronic nonmalignant pain with nonsteroidal anti-inflammatory drugs. Joint opinion statement of the Ambulatory Care, Cardiology, and Pain and Palliative Care Practice and Research Networks of the American College of Clinical Pharmacy.Pharmacotherapy. 2008;28:788-805.

    7. Trelle S, Reichenbach S, Wandel S, et al. Cardiovascular safety of non-steroidal anti-inflammatory drugs: network meta-analysis. BMJ. 2011;342:c7086. doi: 10.1136/bmj.c7086.

    8. Gandey A. All nonsteroidal anti-inflammatory drugs have cardiovascular risks. www.medscape.com/viewarticle/735672.

    9. Roelofs PD, Deyo RA, Koes BW, et al. Nonsteroidal anti-inflammatory drugs for low back pain: An updated Cochrane review. Spine. 2008;33:1766-1774.

    10. Lowes R. FDA limits acetaminophen in prescription analgesics. www.medscape.com/viewarticle/735738. Consultada el 18 de enero de 2011.

    11. Matthews P, Derry S, Moore RA, McQuay HJ. Topical rubefacients for acute and chronic pain in adults. Cochrane Database Syst Rev.2009(3):CD007403. DOI: 10.1002/14651858.CD007403.pub2. http://onlinelibrary.wiley.com/o/cochrane/clsysrev/articles/CD007403/frame.html.

    12. Hagen KB, Hilde G, Jamtvedt G, Winnem M. WITHDRAWN: Bed rest for acute low-back pain and sciatica. Cochrane Database Syst Rev. 2010(6):CD001254.

  2. Vega C. For acute low back pain, staying active may be better than bed rest. http:/medscape.org/viewarticle/724386. Consultada el 10 de enero de 2011.
  3. WebMD. Low back pain – treatment overview. www.webmd.com/back-pain/tc/low-back-pain-treatment-overview. Consultada el 10 de enero de 2011.

Leave a Reply