Encuentra tiendas con Flanax cerca de ti
Haz click para una prueba del COVID-19 (CORONAVIRUS)

Todo sobre el dolor de garganta

Garganta irritada: qué es, síntomas, tipos y otros detalles clave

Sintomas del dolor de garganta

El dolor de garganta es una de las afecciones más comunes. De hecho, es una de las dolencias que más visitas al médico de familia genera. Al tener la garganta irritada se siente una sensación molesta e incluso dificultad y dolor al tragar los alimentos (sólidos y líquidos) y produce una picazón desesperante que puede llegar a desesperar y ponernos de muy mal humor. 

La forma de lidiar con los dolores de garganta (faringe) depende de la gravedad de la molestia, así como de su causa. Por lo general, los remedios caseros para aliviar el dolor y molestia pueden ser de mucha ayuda, en otros casos, será más útil un medicamento de venta libre o una visita al doctor.

¡Obtén tu muestra
gratis de Flanax!

Muestra
      gratis MUESTRA
GRATIS

¿Por qué se irrita la garganta?

Por lo general, la garganta irritada es causada por enfermedades menores como gripe o resfriados. También podría ser consecuencia del hábito de fumar. Asimismo, la garganta puede presentar molestias por causas como: 

  • Infecciones virales (mononucleosis, varicela, sarampión o paperas).
  • Laringitis y faringitis (inflamación de la laringe).
  • Amigdalitis.
  • Alergias (al polen, pelo de gato, hierbas, etc.).
  • Lesiones en la garganta (cortaduras, golpes, comida atorada, etc.). 
  • Infecciones de transmisión sexual (clamidia, gonorrea, entre otras). 
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Entre otros. 
Causas del dolor de garganta

¿Cómo saber si tienes una infección en la garganta?

Para saber si tienes la garganta irritada, debes estar atento a los siguientes síntomas de este dolor, los cuales pueden variar dependiendo de la causa. No obstante, los signos más comunes son: 

  • Molestia en la zona de la garganta que empeora al hablar o al tragar.
  • Sensación de picazón.
  • Dificultad para tragar que genera dolor en la tráquea.
  • Ganglios dolorosos o inflamados.
  • Voz apagada o ronca.
  • Amígdalas rojas hinchadas.
  • Secreción nasal, tos y estornudos.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de estómago (en caso de enfermedad por reflujo gastroesofágico).

¿Cómo saber si el dolor de garganta es viral o bacteriano?

Más allá de conocer algunas de las causas por las que la que esta zona puede irritarse, es fundamental identificar si el dolor de garganta es consecuencia de una enfermedad de origen viral o bacteriana. 

¿Cómo saber si tienes una infección en la garganta?

El dolor de garganta viral es aquel causado por una inflamación resultante de un virus, como por ejemplo el resfriado común. Sus síntomas y su progresión difieren completamente del origen bacteriano. Aunque puede ser contagioso, no responde a los antibióticos como lo hace una infección bacteriana. Cuando el dolor es de origen viral, suele mejorar o desaparecer en cuestión de pocos días. 

No ocurre lo mismo cuando es de origen bacteriano. En este caso se le conoce como faringitis estreptocócica, puesto que es causada por la bacteria estreptococo. Se propaga a través del aire por medio de gotitas que se expiden cuando las personas hablan o tosen. 

Alrededor de 15% de los dolores de garganta son causados por la faringitis estreptocócica y en este caso la molestia suele ser más persistente y severa que el de origen viral. Requiere tratamiento con antibióticos, que deben ingerirse según las indicaciones del médico. Una vez iniciada la medicación, la persona comenzará a sentirse mejor en el plazo de uno o dos días. De no ser así, se recomienda consultar con el médico.

En el caso de los niños, los dolores por garganta irritada son comunes y en la mayoría de los casos se debe a infecciones de tipo viral. Cuando es así, tal como sucede con los adultos, se suelen curar solas. Sin embargo, es importante que sea el pediatra quien diagnostique el origen de la enfermedad y autorice el tratamiento correspondiente (si aplica) o los cuidados necesarios para su recuperación.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

¿Cómo se hace el diagnóstico?

La información anterior podría ayudarte a determinar si el dolor de garganta tiene un origen viral o bacteriano. Sin embargo, para estar completamente seguro es fundamental que un médico realice el diagnóstico. Esto es importante, ya que una infección no tratada puede ser peligrosa. 

Al visitar al especialista, éste preguntará sobre los síntomas que tienes y te hará un examen físico en el que te revisará la parte posterior de la garganta para verificar sus condiciones y comprobar la presencia de hinchazón, enrojecimiento o manchas blancas. Asimismo, el médico puede palpar a los lados del cuello para revisar si existe inflamación de las glándulas. 

En caso de que el médico sospeche de una infección bacteriana, solicitará un cultivo de garganta. Este procedimiento se realiza con un hisopo, con el que se recolecta una muestra que posteriormente se enviará a analizar en el laboratorio. 

¿Qué es bueno para la garganta irritada?

El tratamiento principal para el dolor de garganta dependerá de si se trata de una afección viral o bacteriana. Sin embargo, para un alivio rápido antes del diagnóstico, o después de este para aliviar los síntomas durante el tratamiento, se recomienda: 

Mantenerse hidratado

Esta es una parte clave dentro del tratamiento para la garganta irritada. Ten en cuenta que cuando estás deshidratado, tu cuerpo no produce la suficiente saliva y mucosidad para mantener la garganta lubricada de forma natural. Por consecuencia, no estar hidratado empeorará la hinchazón y la inflamación. Por ello, es recomendable que tomes suficiente agua, aunque también puedes consumir infusiones o sopas que no estén demasiado calientes. 

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Hacer gárgaras con agua tibia y salada

Un remedio casero que podría ayudarte a aliviar la irritación en la garganta son las gárgaras. Desde la Clínica Mayo recomiendan combinar de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal de mesa con 4 a 8 onzas de agua tibia y revolver hasta que se disuelva la sal. Hecho esto, solo tendrás que hacer gárgaras con la mezcla durante varios segundos y escupir. Puedes hacer este procedimiento varias veces al día. 

Utilizar un humidificador

Una forma de calmar la garganta irritada es respirando aire húmedo. Esto lo puedes conseguir utilizando un humidificador de vapor fresco, con el cual puedes aumentar la cantidad de humedad dentro de tu habitación. Si no tienes uno de estos aparatos, puedes tomar una ducha caliente, ya que el vapor te ayudará a aliviar la incomodidad de la garganta. 

Usar analgésicos de venta libre

Si se trata de una infección viral no puedes tomar antibióticos, pues estos sólamente atacan las bacterias y no los virus. Sin embargo, si necesitas algún medicamento, puedes optar por analgésicos de venta libre como Flanax. Estas pastillas son seguras y pueden ayudar a reducir la hinchazón e inflamación en la garganta. 

Chupar una pastilla

Las pastillas para la garganta también son una excelente opción para aliviar el dolor gracias a que contienen mentol, un ingrediente empleado para adormecer de manera suave el tejido de la garganta. Estos caramelos de venta libre también pueden ofrecer un alivio temporal al dolor y ardor, ya que favorecen la producción de saliva, lo que ayuda a que la garganta se mantenga húmeda. 

Comer alimentos calmantes

Si tienes la garganta irritada, además de comprar pastillas para chupar, para aliviar el dolor y no incrementarlo procura comer alimentos suaves y calmantes como helado, gelatina, postres fríos, té con miel, batidos y sopas. Además, es fundamental que evites los alimentos picantes o crujientes, puesto que podrían empeorar la picazón, el dolor y la hinchazón de la zona.

¿Cómo prevenir dolores de garganta?

El tratamiento principal para el dolor de garganta dependerá de si se trata de una afección viral o bacteriana. Sin embargo, para un alivio rápido antes del diagnóstico, o después de este para aliviar los síntomas durante el tratamiento, se recomienda: 

Mantenerse hidratado

Esta es una parte clave dentro del tratamiento para la garganta irritada. Ten en cuenta que cuando estás deshidratado, tu cuerpo no produce la suficiente saliva y mucosidad para mantener la garganta lubricada de forma natural. Por consecuencia, no estar hidratado empeorará la hinchazón y la inflamación. Por ello, es recomendable que tomes suficiente agua, aunque también puedes consumir infusiones o sopas que no estén demasiado calientes. 

Hacer gárgaras con agua tibia y salada

Un remedio casero que podría ayudarte a aliviar la irritación en la garganta son las gárgaras. Desde la Clínica Mayo recomiendan combinar de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal de mesa con 4 a 8 onzas de agua tibia y revolver hasta que se disuelva la sal. Hecho esto, solo tendrás que hacer gárgaras con la mezcla durante varios segundos y escupir. Puedes hacer este procedimiento varias veces al día. 

Utilizar un humidificador

Una forma de calmar la garganta irritada es respirando aire húmedo. Esto lo puedes conseguir utilizando un humidificador de vapor fresco, con el cual puedes aumentar la cantidad de humedad dentro de tu habitación. Si no tienes uno de estos aparatos, puedes tomar una ducha caliente, ya que el vapor te ayudará a aliviar la incomodidad de la garganta. 

Usar analgésicos de venta libre

Si se trata de una infección viral no puedes tomar antibióticos, pues estos solamente atacan las bacterias y no los virus. Sin embargo, si necesitas algún medicamento, puedes optar por analgésicos de venta libre como Flanax. Estas pastillas son seguras y puedenayudar a reducir la hinchazón e inflamación en la garganta. 

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Chupar una pastilla

Las pastillas para la garganta también son una excelente opción para aliviar el dolor gracias a que contienen mentol, un ingrediente empleado para adormecer de manera suave el tejido de la garganta. Estos caramelos de venta libre también pueden ofrecer un alivio temporal al dolor y ardor, ya que favorecen la producción de saliva, lo que ayuda a que la garganta se mantenga húmeda. 

Comer alimentos calmantes

Si tienes la garganta irritada, además de comprar pastillas para chupar, para aliviar el dolor y no incrementarlo procura comer alimentos suaves y calmantes como helado, gelatina, postres fríos, té con miel, batidos y sopas. Además, es fundamental que evites los alimentos picantes o crujientes, puesto que podrían empeorar la picazón, el dolor y la hinchazón de la zona.

Otros Datos

  • El dolor de garganta agudo representa aproximadamente el 4% de todas las visitas al médico familiar.
  • El dolor de garganta es la segunda infección aguda más frecuente en las visitas al médico familiar.
  • Menos de 1 de cada 10 personas con dolor de garganta van a ver a su médico familiar.
  • El dolor de garganta es predominantemente una enfermedad de los jóvenes y los primeros años en la escuela.
  • Los dolores de garganta son más comunes en otoño e invierno.
  • Los virus son responsables del 85% al 95% de los dolores de garganta en adultos.
  • Los virus causan el 70% de los dolores de garganta en niños y adolescentes de 5 a 16 años.
  • Los virus causan el 95% de los dolores de garganta en niños menores de 5 años.
  • La causa bacteriana más común de dolor de garganta es la fiebre escarlatina.

Referencias